Cambios que cuestan

Hace aproximadamente un mes hice, el que seguramente es el cambio más dificil que he hecho en mi vida. Su dificultad no erradica en esfuerzo sino más bien en saberme adaptar a la nueva situación, ya que cambiar de trabajo después de haber estado seis años en la misma empresa, cuesta bastante.

El primer “shock” del cambio es la incertidumbre, el no saber como es el sitio, los compañeros, los múltiples comentarios negativos del sitio al que vas, el horario, nuevos jefes… un sin fin de cosas a las que sean como sean la viejas ya estaba acostumbrado.

Es inevitable hacer continuamente comparaciones con el trabajo anterior y por raro que parezca uno tiende a olvidarse de lo malo y echa de menos lo bueno, pero cuando empieza a recapitular todo lo que no te gustaba, pero a veces lo más malo de allí no te parece tan malo como lo menos malo de aquí.

Otra cosa que de momento no puedo tener clara es si el cambio ha sido para mejor o peor, ahora mismo tengo el sentimiento compartido al cincuenta por ciento, pero llegará un día que me daré cuenta si ha merecido la pena. Otra cosa diferente es el arrepentimiento, y arrepentido no estoy porque el cambio lo hice porque necesitaba saber que se puede cambiar y si se quiere ir mejorando pasa por hacer cambios, habrá algunos que sean para mejor y otros para peor, pero si estoy seguro que si no me hubiera cambiado y si que me estaría arrepintiendo.

Este año aparte de este cambio, voy a ser padre, cumplo treinta años y tengo que seguir evolucionando, y porque no, si puedo ganar unos eurillos extras pues mejor.

Únete a la conversación

3 comentarios

  1. Yo creo que el cambio ha sido para mejor, y es normal que sientas incertidumbre por lo que es nuevo para ti, por cómo irán evolucionando las cosas, las rutinas, los horarios, etc….. Lo único que puedes hacer ahora es tener paciencia, y no darle vueltas a la cabeza con posibles “peros” que puedan aparecer cuando todavía no han aparecido. Ahhhh!!!! enhorabuena por eso de ser padre, espero que sea pronto.

  2. Querido amigo y ex compañero, los cambios, cambios son. Ni malos ni buenos, sólo cambios, lo realmente importante, como bien dices, es saber que puedes hacerlo.
    Se te echa de menos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.