¿Deber favores? No, gracias

Dicen que quien tiene un amigo tiene un tesoro, yo digo directamente que no tengo amigos. No porque sea un “Hikimori”, sino porque para mi el concepto de amistad lo tengo muy elevado. Decir: “Tengo un amigo…”, nunca saldrá de mi boca, diré frases “conozco a uno”, “tengo un compañero de trabajo”, “un vecino”, etc… pero nunca amigo. Para mi un amigo es mucho más que ir a cenar, tomar café, charlar tres veces en el trabajo o que me llamen para que le arregle el ordenador. Un amigo es mucho más que todo eso.
Después de aclarar lo que pienso de la amistad, vamos al tema de los favores, a mi personalmente no me recibir favores, básicamente por dos razones: la primera es que odio que me digan: “yo un día te…” y la otra es por tener el remordimiento de que estoy en deuda con nadie, no me gusta deberle nada a nadie. Pero por otro lado no me importa nada hacer favores y no recibir nada cambio.
Y para finalizar mezclamos todo, la amistad y los favores, porque hay individuos que cuantifica a sus amigos y la amistad por el número de favores recibidos o hechos. O que se pelean con un amigo porque este no les ha hecho un favor, y yo me pregunto ¿Serían tan amigo?, no lo creo.
En esta vida nos podemos encontrar en muchas situaciones, pero creo que lo mejor es no pedir, ni aceptar favores, salvo que nos fuera la vida en ello. Es mucho más gratificante hacer favores y no pedir nada a cambio.

Estar orgulloso o tener padrino

En esta vida hay dos formas de conseguir las cosas, una de ellas sería con el duro trabajo del día a día y la otra tener padrino, y cuando digo padrino no me refiero al individuo que te lleva en brazos cuando te bautizan. Mi dilema viene en el grado de satisfacción personal que se obtiene de una forma o de otra.
Por un lado tenemos a la persona trabajadora que su objetivo es cada día hacer su trabajo mejor y que le proporcione satisfacción personal y no busca el reconocimiento fácil sino estar orgulloso de si mismo. Que uno esté realmente orgulloso de uno mismo es muy difícil, pero creo que es una de las mejores sensaciones que hay, que te recompensen, asciendan o feliciten por un trabajo bien hecho, hoy en día es raro pero algunas veces pasa. Y lo mejor de todo es sensación cuando te acuestas por la noche después de un duro día de trabajo y estás sólo contigo mismo y te sientes orgulloso por lo que has logrado, no has necesitado ni ayuda, ni favores y lo más importante, que no le debes nada a nadie.
Por otro lado tenemos otro caso, esa persona que tiene padrino, que normalmente no le sale gratis (salvo que sea un familiar), ese padrino no le pide nada directamente, pero acepta con buen gusto que le hagan la pelota. Pues tenemos ese trabajador que se dedica toda la jornada laboral en hacer lo mínimo posible y quejarse, pero eso sí nunca pierde la ocasión para reírle las gracias a su padrino. Lo mejor de todo es cuando encima por ésto lo recompensan, y yo me pregunto, ¿qué sentirá una persona a la que le regalan un puesto de trabajo o un ascenso?, ¿qué satisfacción personal tendrá cuando se acueste por la noche y esté sólo consigo mismo?, lo único que creo que podría sentir sería vergüenza, sería una carga tener que deberle a otra persona todo, el sentir que no estaría donde está si no es porque le han echado una mano.
Para finalizar estos individuos que tienen padrino no dudarían lo más mínimo en traicionarlo para irse con otro que les convenga más.

Cuando conocí a Mac

En estas fechas tan señaladas hace tres años, comencé mi andadura profesional en mi actual trabajo en el diario “El Faro de Ceuta”, en el que utilizaban ordenadores Mac. Voy a contar mis primeras impresiones con el mundo Mac.
El día de la entrevista era la primera vez que veía uno en directo. Era un PowerMac G3 a 350Mhz conocido popularmente como pitufo, con una pantalla LG de 17 pulgadas, y el sistema operativo mac os 9.2.
Lo primero que me llamó la atención era el ratón, era un ratón óptico, transparente y con un único botón, que era todo el ratón. Estaba conectado a uno de los puertos del teclado por conexión USB y pensé, que caña un teclado con conexiones USB que idea más buena. Se me hizo muy raro un ratón sin botón derecho ni rueda, pero al paso del tiempo me compre un ratón estándar con rueda y botón derecho porque me parecía un atraso no tenerlo, cosa que solucionó Apple con el Mighty Mouse.

En el manejo de ordenador era sencillo y simple, al igual que el trabajo que tenía que hacer, no era más que hacer un pdf y enviarlo por ftp. Para la baja frecuencia de reloj que tiene ese procesador se movía con soltura, en ese momento tenía un Pentium 4 a 3Ghz, un poco lento a la hora de hacer un pdf en color o trabajar con una imagen grande, pero lo hacía sin ningún problema. Ese ordenador es del año 98 y digo es porque a día de hoy tiene instalado el Mac Os Server Tiger y funciona perfectamente, y me paré un momento a pensar que ordenador tenía yo en el año 98 y como funcionaría, pues en ese yo tenia un AMDK6-2 a 500Mhz, que a día de hoy no sería capaz de hacer lo que hace este de Apple, mucho menos se le podría poner el último sistema operativo que hay editado en PC y funcionaría igual de bien que lo hace el Tiger en esa máquina.
Lo primero que pregunté, era que si se “colgaba”, me dijeron que sí y posteriormente conocí a las “bombas” y un mensaje en el que el ordenador pedía perdón y la única opción era reiniciar. Con el tiempo se podían evitar ya que esos errores los daba cuando una imagen tenía demasiada resolución o se hacía alguna cosa rara. Internet no era cómoda la navegación ya que al tener un sistema operativo tan antiguo los navegadores hacía tiempo que no los actualizaban.

Posteriormente cuando seguí conociendo el mundo Apple cada día me gustaba más, ¿Live CD en un sistema operativo de hace casi 10 años? pues si el Mac Os 8 ya eran Live CD. Luego vino Panther, usar un Mac como disco duro Firewire, etc… Pero bueno eso son otras historias.

A día de hoy tengo desde hace un par de años un eMac G4 a 1.25Ghz que es una maravilla, y tiene poco que envidiar a mi P4.

Mi nuevo monitor ASUS PW201

Ayer estrené movil y hoy monitor, me he comprado un ASUS PW201 de 20 pulgadas que lo que más me atrajo de él fue su resolución y la variedad de conexiones que tiene como VGA, DVI, Compuesto, S-video y por componentes, todas ellas totalmente independientes.

El monitor

El Panel Frontal es táctil, y viene con altavoces y webcam de 1.3Megapixel integrada.

Cuando lo pruebe más a fondo haré una review completa.

Sigue leyendo “Mi nuevo monitor ASUS PW201”